Alumnos del Centro de Formación del Medio Rural de Villafranca de los Barros elaboran vino espumoso por el método tradicional de DO

27/11/2015
Alumnos del Centro de Formación del Medio Rural (CFMR) de Villafranca de los Barros han culminado el proceso de elaboración de vino espumoso por el método tradicional, idéntico al que se utiliza en la Denominación de Origen de Cava, dentro de las actividades de formación que realizan los estudiantes del Ciclo de Grado Medio de “Elaboración de Aceite de Oliva y Vino.

Con la elaboración de productos finales, como es el de vino espumoso, se pretende que “los alumnos alcancen la formación necesaria para trabajar en bodegas de elaboración de cava en cuya Denominación de Origen esté incluido el término municipal de Almendralejo”.

Un vino espumoso que es el resultado de un proceso de nueve meses que comenzó con el tiraje, la adición de azúcar y levaduras a una mezcla de vinos de las variedades Macabeo y Parellada cultivadas en las instalaciones del propio centro adscrito a la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura.

Un proceso en el que, según el director del centro, el vino embotellado sufre una segunda fermentación y permanece en estado de reposo para la disolución del CO2 y posterior extracción de la sustancia nitrogenadas de las lías. Y como último paso para la obtención de un vino limpio se ha realizado el degüelle, que consiste en la congelación de los golletes de las botellas con lías y la apertura de éstas para eliminar los sedimentos de la fermentación.

Una formación de dos mil horas

A dos mil horas asciende la formación que reciben los alumnos que cursan la enseñanza de Grado Medio de Elaboración de Aceites de Oliva y Vinos en el CFMR de Villafranca de los Barros repartidas en dos cursos académicos. Asimismo, este centro imparte el Ciclo de Grado Superior en Vitivinicultura que también comprende dos cursos y 2.000 horas de enseñanza.

El CFMR de Villafranca imparte formación reglada desde hace más de veinte años para lo que dispone de unas completas instalaciones, en las que destacan la bodega y almazara experimental, una finca con más de 35 variedades de uva y hasta 30 de aceitunas , así como diferentes especies de frutales. Asimismo, tiene una residencia de estudiantes con cuarenta plazas para facilitar el acceso a este tipo de enseñanzas a los alumnos de otras localidades.
Documentos Asociados