Agricultura introduce los itinerarios formativos para la incorporación a la empresa agraria, según el Decreto que publica hoy el DOE

22/06/2015
La posibilidad de obtener la capacitación para la incorporación a la empresa agraria mediante la realización de itinerarios formativos alternativos, la introducción de la formación on-line y la obligación de la homologación de las empresas y monitores que imparten los cursos son las novedades que introduce el Decreto que regula este tipo de formación y que publica hoy el Diario Oficial de Extremadura (DOE)

Un Decreto, 131/2015, de 16 de junio, que tiene como objeto “establecer la normativa reguladora de las actividades formativas para obtener la capacitación suficiente en materia de incorporación a la empresa agraria, así como regular el procedimiento de homologación de los programas formativos correspondientes y la expedición del diploma procedente en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Extremadura”.

Una normativa en la que se establece dos modalidades para la obtención de la capacitación para la incorporación a la empresa agraria, la existente hasta ahora y que consiste en la realización de un curso de doscientas horas de duración, divididas en dos módulos y una segunda, la modalidad B, en la que el módulo tecnológico, de cien horas de duración, podrá ser convalidado con la acreditación de haber realizado al menos cien horas de actividades formativas agrarias.

Así, se trata de un Decreto por el que se flexibiliza y se amplían los itinerarios para obtener la capacitación, con lo que en opinión de Carmen Benito, jefa del Servicio de Formación del Medio Rural, “propicia que los cursos de formación exigible, como los de plaguicidas y de bienestar animal, y los monográficos directamente relacionados con el sector agrario, agroalimentario o forestal, puedan computarse dentro del módulo tecnológico y con ello posibilitar una formación a la carta y más acorde con la actividad a realizar”.

Por ello, este tipo de formación tendrá una parte común obligatoria de cien horas de duración para ambas modalidades y una segunda, bajo la denominación de módulo tecnológico, que podrá ser superada bien a través de los contenidos diseñados para el curso o mediante un itinerario formativo para lo que los alumnos podrán optar por computar las cien horas en cursos de capacitación exigible y monográficos o el haber realizado un certificado de profesionalidad de la familia agraria o industrias agroalimentarias.

Asimismo, destacar como novedad la posibilidad de que el módulo común de cien horas a ambas modalidades puedan ser impartido on-line y con ello “posibilitar que el curso pueda ser realizado en cualquier momento, sin depender de horarios ni del lugar en el que residan los alumnos”, indicó Carmen Benito, además de opinar que el uso de las nuevas tecnologías puede hacer más atractiva esta formación para los más jóvenes, al no obligarles a una permanencia física en las aulas.

Y por último en el decreto se establecen los requisitos para la homologación de entidades formativas y monitores que quieran impartir cursos de incorporación a la empresa agraria. Una homologación que podrán solicitar las organizaciones profesionales, centros docentes públicos o privados y empresas o entidades privadas que tengan entre sus fines la formación de los recursos humanos en el sector. En ambos casos los plazos para la solicitud de la homologación estarán abiertos permanentemente.

Documentos Asociados