El aprovechamiento y gestión forestal, un importante nicho de empleo para los alumnos del CFMR de Navalmoral de la Mata

06/02/2015
Las posibilidades de aprovechamiento de los recursos forestales como salida laboral es una realidad que han podido comprobar 23 alumnos, del primer ciclo de Grado Superior de Gestión Forestal y del Medio Ambiente del Centro de Formación del Medio Rural (CFMR) de Navalmoral de la Mata, en la visita que han realizado al monte de utilidad pública Castañar Gallego de Hervás.
Se trata de una actividad complementaria a su formación y que tiene como objetivo el que los estudiantes puedan “reconocer salidas profesionales, entre ellas la posibilidad del autoempleo, y ser conscientes de que el aprovechamiento y explotación de los recursos naturales es compatible con el respeto al medio ambiente”, según la ingeniera forestal y profesora de botánica Amalia Sánchez.
Así, en la jornada de trabajo que realizaron ayer jueves, 5 de febrero, además de conocer la gestión de una explotación maderera, los alumnos también tuvieron la oportunidad de debatir sobre el potencial de aprovechamiento que ofrece este tipo de ecosistemas y de estudiar sobre el terreno temas que se han visto en el aula.
Una visita a una de las masas de castaño más importantes y mejor conservadas del sur peninsular, durante la que alumnos también han tenido la oportunidad de comparar las diferencias entre los tratamientos que se realizan sobre el monte público y sobre el monte privado. Y que consiste fundamentalmente, según la profesora Amalia Sánchez en que “el monte público es tratado como una masa irregular por entresaca, lo que respeta la estructura del bosque y da refugio a especies como el murciélago nóctulo gigante y a otras especies de flora nemoral, además de provocar un mínimo impacto paisajístico, mientras que el monte privado está tratado como monte bajo con cortas a hecho”.
Pero además en la actividad docente, realizada el pasado jueves, los estudiantes, entre 18 y 20 años de edad, pudieron apreciar la situación del Castañar Gallego con respecto al entorno, reconociendo los distintos pisos de vegetación y el paisaje conformado a lo largo del tiempo. Un recorrido que finalizó en la serrería donde se ultima todo el proceso de preparación y transformación de la madera.
Una jornada en la que los estudiantes han aprendido, además de a diferenciar las distintas formas de aprovechamientos, el uso de la tracción animal y las ventajas de un monte ordenado para obtener una producción sostenible. Pero sobre todo estas excursiones de estudio, en opinión de Ángel Hernández, director del CFMR de Navalmoral de la Mata “son una oportunidad para que los alumnos puedan detectar determinados nichos de trabajo una vez terminada su formación de técnico superior, mediante la creación de empresas de gestión forestal y ordenación del monte privado, que servirían para mejorar el rendimiento económico sostenido de las explotaciones”.
Documentos Asociados