El proyecto de creación de granjas de insectos, premio Avante a la empresa más viable en la segunda edición de ExpertEmprende

06/06/2014
“Tú mismo puedes criar la solución para tus plagas”, bien podría ser el lema del proyecto de creación de granjas de insectos en explotaciones agrícolas que han diseñado Isabel González y Sheila Correa y que ha recibido el premio Avante a la empresa más viable en la segunda edición de ExpertEmprende. Una frase que resume para Isabel lo que es FAUEX, la empresa de innovaciones y soluciones ecológicas ideada por estas dos jóvenes estudiantes del Centro de Formación del Medio Rural de Don Benito.

Dos jóvenes empresarias que en este mes de junio finalizan sus estudios de Grado Superior de Gestión y Organización de Empresas Agropecuarias y que han recibido, en la gala de clausura de Foro Emprende Junior, el premio de 1.400 euros y de un viaje para conocer empresas innovadoras. Pero lo más importante para ellas es que “Avante se ha mostrado sorprendida por la viabilidad del proyecto y a lo largo de los próximos días nos llamará para ponernos en contacto con posible inversores”.

FAUEX está diseñada para ofrecer “un servicio integral único en España”, según sus folletos de presentación. Se trata de la creación personalizada de granjas de fauna auxiliar para combatir las plagas que atacan a los cultivos en sustitución de los productos químicos habituales, un sistema que permitiría a los agricultores producir productos ecológicos y por lo tanto obtener “una mayor rentabilidad debido a los altos precios que estos alcanzan en el mercado”, según Isabel González. Pero para estas jóvenes también la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente son un valor fundamental en el desarrollo de su proyecto.

Un valor que según Isabel incide también directamente en nuestra alimentación, “ya que parte de la comida que ingerimos lleva retos de productos químicos, mientras que con el uso de granjas de insectos obtendremos alimentos de los que siempre nos podremos fiar”. Y para que aún lo entendamos mejor nos hablan de las crisopas, larvas de insectos que son utilizadas en el control biológico al ser devoradoras de diferentes plagas que como los pulgones o las cochinillas atacan a los cultivos.

Pero para que FAUEX pueda ser una realidad también necesitan del proyecto económico que desgrana Sheila Correa. Así, su empresa será una sociedad civil para beneficiarse de las subvenciones que les permitieran, junto con los recursos propios, cuantificados en 41.000 euros, y un préstamo bancario, alcanzar los 200.000 euros necesarios para crear la empresa y contratar a dos operarios encargados del mantenimiento de una granja de insectos propia que dará dar servicio a los pequeños agricultores, porque en ellos también han pensado.

Pero además la empresa dispondrá de una máquina de desinfección de suelos con vapor de agua para evitar la utilización de herbicidas, así FAUEX ofrecerá un servicio integral para combatir las plagas y realizar la desinfección química de los suelos con el objetivo de encaminar a los agricultores hacia la producción ecológica y sobre todo a innovar. “Al sector agrícola le falta especialización para obtener mayores beneficios”, una afirmación compartida por las dos jóvenes empresarias.

“Viable y de futuro, a través del uso de una técnica cada vez más respetuosa y más limpia”, así definen Isabel y Sheila un proyecto en el que también han previsto invertir en I+D, con la creación de becas de estudio, y realizar su propia campaña de difusión y captación de clientes, a través de las redes sociales y mediante la puesta en marcha de campos de ensayo para demostrar a los agricultores los beneficios de una explotación ecológica.

El cultivo de la trufa, proyecto finalista en ExpertEmprende

“Trudex, Trufas del Desierto Extremeñas” es el nombre del proyecto ideado por Marco Antonio Marcos, Jaime Pérez y Manuel Ortega, también estudiantes del Grado Superior de Gestión y Organización de Empresas Agropecuarias del CFMR de Don Benito, y que ha sido finalista en la segunda edición de ExpertEmprende.

Se trata de una propuesta innovadora para el cultivo y comercialización del hongo terfezia arenaria, más conocido como criadilla de tierra, turma o trufa del desierto. Un producto que actualmente es recolectado en estado silvestre, por lo que el proyecto “Trudex” supone una forma de explotación que puede aportar nuevas líneas de negocio, sobre todo en las comarcas más desfavorecidas de Extremadura. Producir y comercializar, con el fin de que el valor añadido se quede en la propia empresa, según Marcos y Jaime.

Un proyecto de empresa que según las estimaciones económicas realizadas necesitaría de una inversión de 338.000 euros y que daría beneficios en el primer año de explotación. Un pequeño beneficio inicial que cuantifican en 7.000 euros por el cultivo de 15 hectáreas y la comercialización de 2.000 kilos de trufas en establecimientos gourmet y secciones de grandes centros comerciales, para lo que necesitarían una plantilla de ocho personas.

Y para llegar a los canales de distribución y al consumidor han planificado la realización de acuerdos comerciales con Marca España y Alimentos de Extremadura, así como el penetrar en el al mercado de Oriente Medio. Estos son parte de los retos que estos jóvenes emprendedores desgranan en un proyecto empresarial con el que están dispuestos “a salir adelante”
Documentos Asociados